EPILEPSIA

ACERCA DE LA EPILEPSIA

El término «epilepsia» se refiere a un grupo complejo de trastornos neurológicos, caracterizados por convulsiones epilépticas recurrentes. estas, se caracterizan por una despolarización anormal de la membrana de las neuronas epileptógenas que origina, por un lado, una descarga neuronal unitaria de alta frecuencia y, por el otro, cambios hiperpolarizantes compensatorios que tratan de regularla.

Una convulsión epiléptica es un evento clínico que se supone que es el resultado de una descarga neuronal anormal y excesiva. los síntomas clínicos son paroxísticos y pueden incluir alteraciones de la conciencia y eventos motores, sensoriales, autonómicos y/o psíquicos.

Los pacientes con epilepsia resistente a los medicamentos o sufren de convulsiones recurrentes, podrían llegar dañar el cerebro y afectar negativamente la calidad de vida tanto a corto como a largo plazo. esto se observa comúnmente en niños con ciertos tipos de epilepsias pediátricas, como lo es el síndrome de Lennox-Gastaut y síndrome de Dravet. por lo tanto, existe una gran necesidad insatisfecha de nuevos medicamentos para muchos tipos de epilepsia resistentes al tratamiento. recientemente, se han sugerido tratamientos a base de derivados de cannabis como una terapia potencial para la epilepsia refractaria.

Los medicamentos antiepilépticos se usan para el control sintomático de las convulsiones; sin embargo, solo dos tercios de los pacientes con epilepsia pueden ser tratados con éxito con medicamentos actuales.

SISTEMA ENDOCANNABIONOIDE EN EPILEPSIA

Si bien los mecanismos de acción antiepiléptica de los cannabinoides no están completamente descritos, está claro que la administración de cannabidiol como terapia complementaria disminuye la frecuencia de las convulsiones en pacientes con síndrome de DRAVET y síndrome de Lennox-Gastaut.

Los endocannabinoides tienen importantes funciones reguladoras en todo el sistema nervioso e inmune. cruzan la barrera hematoencefálica y se distribuyen a todo tejido lipídico, incluidos el parénquima cerebral y las membranas celulares neuronales.

Uno de los mecanismos actuales, sugieren que los receptores CB1 reducen la excitabilidad neuronal y la liberación de neurotransmisores al abrir los canales de potasio y bloquear los canales de calcio y sodio dependientes de voltaje (tipo t). esto es un mecanismo de acción similar a algunos medicamentos antiepilépticos.

El reciente éxito de dos ensayos clínicos de fase 3, doble ciego, controlados con placebo que investigan los efectos del CBD puro en formas genéticas graves de epilepsia en niños llevó a la aprobación de la FDA (food and drug administration) de los estados unidos en 2018 de una solución oral que contiene CBD para el tratamiento del síndrome de Lennox-Gastaut y el síndrome de DRAVET en pacientes de dos años de edad y mayores.

Los efectos potenciales del cannabidiol observados en los modelos preclínicos de esclerosis múltiple, parkinson, alzheimer y huntington podrían atribuirse a la disminución del estrés oxidativo, excitotoxicidad, activación microglial, infiltración celular inflamatoria, inhibición del factor nuclear kappa b, y mejora de los mecanismos de defensa antioxidantes independientes de los efectos directos sobre los cannabinoides, que potencialmente implican 5-ht1a e inhibición de la captación de adenosina.

Como se describió anteriormente, el cannabidiol inhibe diferentes tipos de convulsiones tanto en animales experimentales como en humanos. sin embargo, a pesar de su aprobación por la FDA para el tratamiento de formas graves de epilepsia, el mecanismo exacto de su efecto antiepiléptico in vivo aún es difícil de alcanzar; se sostiene que puede implicar efectos sobre el receptor 5-HT1, ciertos canales iónicos y efectos indirectos sobre gaba.

Se ha descubierto que inhibe a través del antagonismo de GPR55 la liberación intracelular de calcio y la hiperexcitabilidad neuronal en el tejido epiléptico. también disminuye la sensibilidad los canales TRPV1 que conducen a una disminución del flujo de calcio extracelular y, en consecuencia, deprime la excitabilidad neuronal.

ESTUDIOS CLÍNICOS

Una encuesta reciente realizada en estados unidos, a 19 padres, 12 de los cuales tenían hijos con SD, exploró el uso de la terapia de cannabis enriquecida con CBD. 54 de los 12 padres encuestados con SD, 5 (42%) informaron una reducción> 80% en la frecuencia de las convulsiones. un solo padre LGS respondió e informó una reducción> 80% en la frecuencia de las convulsiones. en general, los padres informaron una mejora en el estado de alerta y la falta de efectos secundarios, aparte de la fatiga y la somnolencia en algunos niños.

Dos estudios abiertos de epilepsias infantiles farmacorresistentes informaron la eficacia del cbd. un estudio observacional retrospectivo israelí informó el efecto de 3 o más meses de aceite de cannabis enriquecido en 74 niños. se produjo una reducción del 50% de las convulsiones en el 52% de los participantes, y el 18% informó una reducción de las convulsiones del 75% al 100%.

El primer ensayo incluyó niños con síndrome de dravet de 2 años a 18 años (edad media de 9 a 9 meses). los niños tenían que tomar uno o más medicamentos antiepilépticos con un mínimo de cuatro convulsiones por mes (mediana de 13 convulsiones /mes). los niños fueron asignados al azar a cbd (n = 61) o placebo (n = 59). cuarenta y tres por ciento de los pacientes tuvieron una reducción de las convulsiones con cbd superior al 50% en comparación con el 27% con placebo. el cinco por ciento de los niños quedaron libres de crisis con cbd en comparación con ninguno con placebo.

En una encuesta realizada en 2015 a 75 padres cuyos hijos fueron tratados con extractos orales de cannabis en colorado, los padres informaron que un tercio de los niños tuvieron una reducción de las convulsiones de más del 50%. sin embargo, se obtuvieron electroencefalogramas para 8 de estos niños antes y después de la administración de cannabis, y ninguno mostró mejoría en la actividad de fondo.

Las investigaciones científicas modernas deben continuar avanzando en nuestras terapias actuales, ya sea a través de tratamientos médicos, intervenciones quirúrgicas o neuroestimulación. el objetivo de cualquier tratamiento médico futuro debe ser reducir la actividad de las convulsiones y limitar los efectos adversos, idealmente con la capacidad de ofrecer nuevos mecanismos de acción en comparación con los diversos fármacos antiepilépticos que están disponibles actualmente.

EFECTOS ADVERSOS

La somnolencia fue el evento adverso más común, seguido de diarrea y disminución del apetito.

La Fundación para la Epilepsia no desalienta específicamente el uso de cannabis, pero insta a cualquiera que explore el tratamiento de la epilepsia a que trabaje con su médico tratante para tomar las mejores decisiones para su propio cuidado y para cumplir con las leyes aplicables.

Cerrar